Embarazo

Cómo combatir los mareos y náuseas durante el embarazo

Después de unos meses desaparecida, estoy de vuelta. He estado sin parar entre comprar casa nueva, adecentarla, pintarla, comprar muebles, hacer mudanza y todo ello con un nuevo embarazo entre manos. Con la tontería he llegado casi a la mitad del embarazo y parece que solo han pasado unas semanas. Durante el primer trimestre preparé este post con todos los trucos que leí sobre cómo combatir los mareos y náuseas del embarazo. Recuerdo que, durante mi primer embarazo tuve leves mareos (algo así como un día de resaca) pero nada que ver con lo que estaba por llegar en este segundo. De repente supe lo que era vivir mareada continuamente, con náuseas e incluso algún vómito. 

Cómo combatir los mareos y náuseas durante el embarazo

Como veréis, el título de este post es cómo combatir los mareos y náuseas durante el embarazo y no cómo evitarlos, ya que si tienes la mala suerte de que te toquen, creo que sería imposible evitarlos del todo. Aquí te cuento los trucos que he ido recopilando y que me han funcionado. Después de preguntar a matronas, mi grupo posparto del embarazo anterior, otras mamis embarazadas, mis amigas y sobre todo a San Google, he intentado hacer una “lista realista” con los mejores consejos. ¡¡Espero que os sirvan!!

¿De dónde vienen los mareos y náuseas?

Los mareos y las náuseas son de los peores efectos secundarios del embarazo y lamentablemente afectan en torno a un 65-70% de las embarazadas. Aunque el porcentaje es bastante alto y según la fuente llega incluso al 80%, no en todos los embarazos ni a todas las embarazadas afecta por igual. Los síntomas que puedes tener van desde dolores de cabeza, mareos, náuseas y en algunos casos vómitos. Esta reacción del cuerpo al embarazo es tan conocida y está tan aceptada que cuando en un libro, serie o película nos adelantan que la protagonista tiene náuseas sabemos que lo siguiente es confirmar que está embarazada. 

Su origen no está del todo claro y parece que es una mezcla de varias cosas:

  1. El responsable más importante es el baile hormonal que tiene lugar durante el embarazo. Ya desde los primeros días aumenta la HCG (gonadotropina coriónica humana), que es una hormona liberada por la placenta. ¿Qué hace esta hormona? Pues es la que regula el funcionamiento de las gónadas, que producen estrógenos y progesterona. Además actúa sobre el hipotálamo (centro de las náuseas). La parte buena es que en torno a la semana 13 de embarazo la HCG disminuye, se estabiliza y las náuseas desaparecen también.
  2. Los estrógenos y la progesterona relajan los músculos del sistema digestivo y provocan alteraciones, reduciendo la movilidad del intestino y haciéndolo menos eficiente. Esto provoca (entre otras cosas) estreñimiento, mayor formación de gases por la fermentación de los alimentos que pasan más tiempo en el intestino y todo esto acentúa las náuseas.
  3. Otro de los responsables es la hipoglucemia o  bajada de niveles de glucemia en sangre que tiene lugar por el envío de “energía” y sangre a la placenta.
  4. Una de las teorías más recientes sostiene que el sistema inmunitario cree verse atacado por un cuerpo extraño (el embrión) y reacciona con las náuseas en algunos casos para combatir su presencia. 
  5. Finalmente, tampoco ayuda el sentido del olfato. Durante el embarazo, y en especial en el primer trimestre, se desarrolla una alta sensibilidad a los olores. De manera que si hay un olor que te produce náuseas eres capaz de olerlo incluso desde metros y metros de distancia. 

¿Cuánto tiempo van a durar?

Ojalá esta respuesta fuese distinta, pero la realidad es que depende de cada caso. En la mayoría de los casos, los mareos comienzan en torno a un mes después de la concepción, como a partir de la cuarta semana y terminan con el fin del primer trimestre del embarazo (entre las semanas 12 y 14). Hay casos, como el mío, en los que duran solo un par de semanas y a partir de la semana 9 de repente se esfuman y no vuelven a aparecer.

Sin embargo os diré que también hay casos en los que te hacen compañía todo el embarazo. Siempre me acordaré de una de mis compañeras del grupo posparto que contaba que en su caso no sólo lo sufrió durante todo el embarazo, vomitando todos los días, sino que también le acompañó en el parto. Para mí aquello de “mal de muchos consuelo de tontos” funciona estupendamente en muchas ocasiones, así que me ayuda pensar que casi es una suerte que se trate “sólo” de un trimestre. 

Los trucos para combatir los mareos y náuseas en el embarazo

Ahora sí, pasamos a lo que has venido buscando, los trucos para combatir los mareos y náuseas que aparecen en el embarazo. En mis búsquedas encontré todo tipo de resultados y no todos han quedado recogidos aquí. He recogido los que a mi me han funcionado y los que más se han repetido. 

1. Comer poco y cada poco tiempo

Sé que comer (o más bien preparar comida) es lo que menos apetece cuando estás en pleno momento de mareo y náuseas. Mi recomendación es tener siempre un snack a mano ya preparado. Sin duda es el truco que más me ha funcionado y por eso lo pongo en primera posición. Nunca dejes que el estómago se vacíe del todo. Yo me aseguraba de comer algo al menos cada hora. No es que te tengas que comer un plato combinado cada vez, si no que comas piezas de fruta, frutos secos, tostas, un trocito de chocolate…

En el momento en el que no te has acordado de comer y pasan más de dos horas, el estómago produce jugos gástricos, y de repente es como si tuvieras un agujero enorme en el estómago. Yo en esos casos empezaba a tener mareos, náuseas y ya no había manera de prepararme nada de comida porque todo me daba un asco tremendo. Por eso es mejor ser previsora y evitar que llegue el momento.

2. Respirar profunda y lentamente

Mi segundo consejo fue de los que más me ayudó y es respirar profunda y lentamente cuando te venga el momento de náuseas. Durante un estudio en el que se trataba de ver qué olores de aromaterapia podían ser más efectivos para reducir las náuseas que aparecen tras una cirugía, se llegó a la conclusión de que respirar profunda y lentamente hace que las náuseas se reduzcan, ya que en todos los grupos de estudio hubo una reducción de las náuseas, incluyendo el grupo placebo. Yo cuando leí esto pensé: “claro, si todo fuera tan fácil, nadie tendría las dichosas náuseas”. Y reconozco que me tuve que tragar mis palabras porque ha sido uno de los trucos más eficaces: cerrar los ojos y respirar tranquilamente. Además, sin duda es el remedio más económico para combatir los mareos y náuseas. 

3. Comer antes de levantarte de la cama

Una de mis fuentes de consejos durante el embarazo es mi suegra que fue matrona. Para este truco, necesitas algo de ayuda o llevarte unos frutos secos a la mesilla. Ya que al despertarte los niveles de glucosa son más bajos. Es mejor comer algo muy despacito y dejar algo de tiempo hasta levantarte de la cama. Su recomendación fue algo de pan tostado. De esta manera consigues elevar los niveles de azúcar antes de que lleguen las náuseas.

4. Masticar mucho

Además de comer de poco en poco para ayudar a tu estómago a hacer la digestión, al comer hazlo despacio y masticando muy bien. De esta forma te aseguras de que el esfuerzo para digerirlo sea menor.

5. Pedir ayuda

Se tiene la creencia de que estas nauseas solo tienen lugar por la mañana, y aunque no es así ya que ocurren en cualquier momento del día (o de la noche), lo cierto es que para mi el peor momento era el levantarme. Tenía tal mareo que no podía pensar en comer. Si en cualquier otro momento la ayuda es fundamental, por las mañanas para mí fue clave. Para combatir las náuseas yo pedía a Beni que me tuviese preparado algo de desayuno y que me recordase comer cada muy poco tiempo. 

6. Beber mucha agua

Es importante estar bien hidratada, sobre todo si además de mareos y náuseas sufres vómitos. Es mejor tomarla poco a poco durante el día y si te cuesta por los vómitos muchas mamis con las que he hablado me han aconsejado como alternativa masticar o chupar un hielo para hidratarte sin que sea en líquido (que les daba ganas de vomitar). Puedes incluso mezclarla con jengibre y limón para que encima haga mayor efecto.

Aquí añado un consejo muy importante, aunque es importante estar hidratado, otro de los consejos de mi suegra para combatir los mareos y las náuseas fue evitar beber agua nada más levantarte y tampoco mezclarla con las comidas. Al beber durante las comidas te sientes más lleno lo cual favorece la aparición de las náuseas.

7. Evitar los olores fuertes y ambientes cargados

Evita los olores fuertes, ya sea de perfumes o comidas. Dentro de esto, también es conveniente eliminar los alimentos muy especiados, los grasos y los fritos. Además evitar ambientes cargados y abrir las ventanas para airear ayuda a tener sensación de frescura y que se reduzcan las náuseas. Y aunque sea lo que menos te apetezca, un paseo fuera de casa a diario puede ser muy beneficioso.

8. Descansar

El estrés y el cansancio aumentan la sensación de náuseas, así que descansar es muy importante. Si este no es tu primer embarazo, descansar con otro niñ@ en casa puede ser bastante difícil, por lo que vuelvo al punto número 5 y recalco que pedir ayuda es fundamental. Para mí la imposibilidad de descansar, ha sido la gran diferencia entre el primer y el segundo embarazo y creo firmemente que es por eso que en el segundo he tenido náuseas y en el primero no las tuve. Durante el primer embarazo, mi primer trimestre se puede resumir en que lo pasé durmiendo a todas horas. Sin embargo, en el segundo no he podido descansar tanto, ya que Naira tenía un año y medio y exigía mucha atención. 

9. Acupuntura y acupresión

Si nada de esto te funciona, algunas mamis del grupo de posparto recurrieron a la acupuntura y dicen que funciona. El punto en el que se colocan las agujas sería el P6 o Neiguean (localizado en la muñeca). Otra manera de estimular este punto sería mediante la presión con las famosas pulseras anti náuseas que venden en farmacias o internet. Los estudios demuestran que la acupuntura y la acupresión son tan efectivas como los medicamentos para la reducción de náuseas pero evitando sus efectos secundarios negativos. Yo he utilizado estas pulseras para evitar mareos en viajes y puedo decir que entonces me funcionaban, pero me duraron tan poco las nauseas que no pude comprobar su eficacia al combatir las náuseas y mareos durante el embarazo.

10. Cariban

Para los casos extremos, la mejor opción es recurrir a tu ginecólog@ y que te recete algo de medicación. Yo no he llegado al punto de tener que usarlo aunque sí llegó a hacerme la receta de lo mal que llegué a encontrarme algunos días. Pero muchas mamis conocidas sí recurrieron al cariban y me han dejado claro que funciona. Normalmente, te recetan cuatro pastillas que tomas dos por la mañana, una a medio día y otra por la noche. Como efecto negativo (porque no todo podía ser bueno), el cariban te da mucho sueño, pero parece ser que las náuseas mejoran mucho. 

11. Hacer ejercicio

Pongo hacer ejercicio como última porque aunque está demostrado que ayuda y que incluso un paseo de media hora puede ser clave para reducir las náuseas, no quiero ser hipócrita. En el embarazo de Naira hice ejercicio durante todas las etapas del embarazo, sin embargo, debo reconocer que ahora me veo incapaz de hacerlo, no sé de dónde sacar las fuerzas, ni el tiempo, ni las ganas. Sí he conseguido dar paseos, pero por ahora eso ha sido todo. Si consigues hacerlo, estoy segura que el ejercicio ayudará a disminuir el malestar.

Alimentos que ayudan

Como siempre, lo primero que quiero dejar claro es que no soy experta en nutrición y que no pretendo con esto elaborar una dieta, sino tan solo hablar de los alimentos que a mí me han ayudado para combatir las náuseas y los que más he tolerado mientras las he sufrido. No es, en ningún caso, una lista cerrada de alimentos a tomar, son aquellos que a mí y a las personas que tengo a mi alrededor nos han venido bien en estos momentos.

Lo mejor, en general, es elegir alimentos ligeros, fríos mejor que calientes y fáciles de digerir. Primando siempre los alimentos naturales frente a los procesados. Dicho esto, la mejor recomendación de mi ginecólogo fue “come lo que te apetezca”, ya que teniendo náuseas no estamos para ponernos selectivos. Aquí te dejo una pequeña recopilación de los alimentos que te aconsejo o que me aconsejaron para combatir los mareos y náuseas del primer trimestre.

1. Jengibre

El jengibre en cualquiera de sus formatos ayuda a combatir las náuseas y mareos. Ya sea en zumo, galletas, bizcocho o incluso hay caramelos de jengibre. En mi caso, no puedo decir que me ayudara ya que no me gusta su sabor, pero si hay un alimento asociado a la disminución de las náuseas es este, incluso la OMS reconoce sus beneficios frente a las náuseas en el embarazo. Sin embargo, el jengibre hay que tomarlo con moderación. No se aconseja tomar más de 1 gramo al día en el primer trimestre y en el último se desaconseja su uso.

2. Limón

El limón fue uno de mis grandes aliados… En forma de limonada, polos de limón e incluso echando un chorrito de limón a la comida. Hay mucha gente que chupa caramelos de limón durante el día e incluso he oído de muchas embarazadas que chupar un limón evita o al menos retrasa el vómito. El limón también hay que tomarlo con moderación, ya que como bien me recordaba mi amiga María en una de nuestras interminables charlas del embarazo y la maternidad, es muy ácido y como bien sabemos, otro de los grandes males del embarazo en muchas mujeres es la acidez. 

3. Fruta fresca

El mejor snack y más saludable es, sin duda, una pieza de fruta, y cuanto más fresquita esté mejor entrará. Ayuda a mantener los niveles de glucosa y aporta nutrientes. Si te pilla en temporada, el melón o la sandía son muy buena opción por contener gran cantidad de líquidos.

4. Batidos de frutas y verduras

Si beber agua es un problema porque te genera náuseas, una buena forma de mantenerse hidratado es preparar batidos de frutas y verduras, utilizando hielos para que esté lo más frío posible. Aquí incluyo desde gazpacho, salmorejo, batidos energéticos e incluso con frutos secos. Dan mucha energía y suelen ser más fáciles de tomar que los alimentos masticados.

5. Alimentos ricos en Vitamina B6

No quiero dar una lista cerrada de alimentos ricos en vitamina B6. En mi caso, mi suegra en mi primer embarazo me recomendó tomar un plátano al día para evitar las náuseas. A mi me vino estupendo y en este embarazo también lo hice, aunque he tenido que recurrir a otros trucos. Otros ejemplos de comidas con vitamina B6 son: sandía, uvas pasas, almendras, cacahuetes, avellanas o zanahoria.

6. Alimentos ricos en Zinc

Los alimentos ricos en zinc ayudan a combatir la sensación de náuseas. Algunos ejemplos son: nuevamente los plátanos, cereales integrales, pipas de calabaza, pescado, legumbres el chocolate puro o la yema de huevo.

7. Encurtidos y vinagre

Mi querida María, a quien he tenido de la mano para preparar mi boda, durante mi embarazo y en la maternidad, me ha confesado que su guilty pleasure durante esta etapa tan horrible de mareos y náuseas fueron los encurtidos. Y a falta de encurtidos, el chorrito de vinagre para todo. En otro momento de la vida, no la habría creído, pero yo misma lo he probado y sin duda es uno de los alimentos que conseguía tomar sin tener náuseas. No sé si es por estar más fresquito o por ser tan ligero, pero desde luego ayuda. 

8. La Coca-Cola

Como regalo estrella os dejo este último truco. He dudado mucho si ponerlo pero la realidad es que ayudar ayuda. No sé si es por su fórmula secreta, por la cantidad de cosas malísimas que llevará o porque casi siempre va unido de tomarla bien fresquita. De toda la vida en mi casa cuando estabas con algún virus que te hiciese vomitar, siempre se ha recurrido a una Coca-Cola batida (con una cuchara de madera para ayudar a que se vaya el gas). Negaré haberlo recomendado como fiel seguidora de Carlos Ríos, Futurlife21 o El Coach Nutricional, pero lo cierto es que los casos extremos a veces requieren medidas extremas.

Espero que os sea de ayuda para combatir las naúseas y mareos y que se vayan cuanto antes. ¿Tenéis más trucos que os hayan funcionado para combatirlos?

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply