Peques

Cleo: Nuestra elfa de Navidad

Todo aquél que me conoce, sabe que soy una apasionada de la Navidad, así que cuando conocí la historia del elfo de navidad tuve claro que quería entretener a Naira y Pipo con sus travesuras hasta la llegada de Papá Noel. Yo he tenido la suerte de crecer rodeada de tradiciones, magia y amor por la navidad. Tanto la familia de mi padre como la de mi madre se aseguraron año a año de conseguir que mis primos y yo viésemos la navidad como el momento más mágico del año, así que cualquier ayuda para conseguir lo mismo con mis hijos me parece algo maravilloso.

Elfa de Navidad

Como buena adicta a Pinterest, lo primero que hice fue crear mi carpeta con ideas para las trastadas de Cleo. Y ya que estamos a mitad de camino, he pensado compartir con vosotros algunas de las travesuras que ha hecho nuestra elfa de navidad hasta ahora. Espero que os guste y os sirva de inspiración.

¿De dónde viene el elfo de navidad?

El famoso elfo de navidad, elf on the shelf, duende navideño o elfo travieso tiene su origen en Estados Unidos. En su página web tienes todos los detalles Yo lo conocí en el perfil de Instagram de Bárbara y he sido una fiel espectadora los últimos tres años de las trastadas de P. Tinto a Pía y Flavia. Beni y yo hemos disfrutado con cada una de las liadas que preparaban y por eso cuando Naira cumplió tres años pensé que ya estaba preparada para recibir su propio elfo.

Cleo: nuestra elfa de Navidad

La navidad está rodeada de personajes masculinos: Papá Noel, los Reyes Magos… Así que cuando mi amiga Cristina me propuso comprar un elfo de navidad, Beni y yo tuvimos claro que lo nuestro sería una elfa. El nombre fue cosa de Naira, que adora la historia de Pinocchio. En la casa donde vivimos hay dos gatos que vienen y van cuando quieren y ella les ha puesto nombre: Cleo y Figaro (como el pez y gato de Geppetto en la historia). Así que cuando tuvo que elegir nombre para su elfa de navidad no dudó demasiado.

¿En qué consiste la tradición del elfo de navidad?

La tradición es sencilla, se trata de un elfo (o elfa) enviado por Papá Noel y que visita nuestros hogares desde el 1 de Diciembre hasta el día 24. El elfo viaja cada noche al Polo Norte y vuelve a casa por las mañanas. La finalidad de su visita es contarle a Papá Noel quién se ha portado bien y quién no. Pero esto no es todo lo que hace, cada día al volver, estará en un sitio diferente y se dedica a hacer trastadas por casa. Así, el elfo de navidad juega al escondite con toda la familia hasta la llegada de Papá Noel.

El elfo recibe su magia en el momento en el que es adoptado por una familia y le dan un nombre. Y la regla más importante a seguir es que no podemos tocarlo o si no perderán su magia y no podrán volver al Polo Norte a decirle a Papá Noel todo lo que han averiguado. El día 24 de Diciembre es su despedida y no volverá hasta la próxima navidad.

Las 12 primeras trastadas de Cleo.

En la propia página de Elf on the Shelf tenéis un montón de ideas, pero a continuación os cuento las que hemos hecho nosotros estos 12 primeros días.

Elfa de Navidad

Día 1 ¡Ha llegado!

Nos encontramos a Cleo en su caja en medio del salón. Naira no tenía ni idea de qué era eso así que durante esa tarde nos dedicamos a leer el cuento con el que viene el elfo de navidad y a elegir el nombre (Cleo).

Día 2 ¡Palomitas para todos!

El segundo día Cleo apareció en la cocina con todo el suelo lleno de palomitas. Como era viernes (día de ver película en casa), Cleo habia preparado todo para nuestro plan de por la tarde.

Día 3 Caras pintadas.

El tercer día amanecimos todos con las caras pintadas y Cleo rodeada de rotuladores. Fue muy gracioso pintar a Naira y Pipo por la noche sin que se enterasen y pintarnos entre nosotros. Eso sí, Beni fue el que más lo disfrutó. Yo no quise pintarles demasiado así que todos amanecieron con la pintura casi borrada menos yo.

Día 4 Gafas de navidad.

Para que no todo fuese malo, el cuarto día Cleo apareció con unas gafas navideñas de regalo. Yo el año pasado tenía unas que Naira rompió jugando. Así que también apareció con esas «arregaldas» (llenas de celo y pegamento).

Día 5 ¡Lávate los dientes!

Una de las trastadas que más me habían gustado de mi búsqueda en Pinterest fue la de la pasta de dientes, porque somos super pesados con Naira. El quinto día nuestra elfa de navidad amaneció en el baño, con el espejo pintado lleno de mensajes de higiene bucal y todo el labavo lleno de corazones pintados con pasta de dientes. A Naira le encantó y se lo pasó super bien quitando los corazones conmigo.

Día 6 Menudo lío.

Como me gusta mucho tejer, tenía claro que una de las trastadas tenía que ser con lana. Le hice un vestido a nuestra elfa Cleo y puse lana de un lado al otro del salón. Naira se lo pasó super bien al día siguiente jugando a moverse por el salón sin tocar la lana.

Elfa de Navidad

Día 7 Me he enrollado.

Para el séptimo día de nuestra elfa de navidad tiré de un clásico de internet: el papel higiénico. Decoré toda la parte superior de la escalera con papel higiénico e hice una torre de rollos de papel. Y luego con el rollo que caía, metí dentro a Cloe. A Naira fue una de las que más le gustó porque luego pudo ella jugar a hacer castillos de papel.

Día 8 Os estoy observando.

Otro de los clásicos de internet son los ojos saltones de pegatina. Compré una bolsa de ojos y los pegué en patatas, cebollas, mandarinas, plátanos… Todo lo que tenemos en los fruteros exteriores en la cocina.

Día 9 Ayudando a los demás.

Sin duda esta ha sido mi favorita. Me parece fundamental que mis hijos sean un poco conscientes de la suerte que tienen y que no den todo por hecho. Por eso Cleo les pidió donar 5 juguetes para los niños que no tienen con qué jugar. Naira y yo hablamos de la suerte que ella tiene por tener tantos juegos ya que no todos los niños la tienen y decidió donar un juguete adicional.

Día 8 Caca de reno.

Aunque es una de las trastadas más sencillas, es también de las más graciosas. El día 8 fue Beni quien se encargó de preparar a Cleo por la mañana sentada en el WC y rodeada de bolitas de cereales de chocolate simulando cacas de reno. Naira se pasó la semana siguiente diciendo que su comida favorita era la caca.

Día 11 En lo alto del árbol.

El día 11 nuestra elfa de navidad se subió hasta la estrella de nuestro árbol. Fue el típico día que estabamos sin mucha idea y tiramos por algo sencillo. No sabíamos cuánto juego iba a dar hasta que vimos a Naira buscando por todos lados porque desde abajo no la veía. Aunque le costó un rato, cuando la encontró no paraba de decir «¿cómo habrá subido hasta ahí arriba?»

Día 12 Tocando los huevos.

Para terminar esta selección y llegar al ecuador de la espera hasta la llegada de Papá Noel, el día 12 cerramos con otro clásico de Pinterest: los huevos decorados. Como truco para padres novatos diré por un lado que es mejor usar huevos duros para no jugártela a que se te caiga uno mientras lo pintas. Y por otro lado que recomiendo secarlos antes de pintar ya que al venir de la nevera al sacarlos se hace como una película de agua y si no es imposible.

Con esto termino mi selección de ideas para los primeros doce días. Y si os quedáis con ganas de más, aquí os dejo la segunda parte.

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply